Valientes para la talacha…

…Pero arralados para manifestar.
Lo valiente les sale para la talacha, para los boletines, para sacar a las y los alumnos de sus salones de clase y hacerlos perder el tiempo escuchando fumadas que más allá de las tapas habituales no dan ni para saber la hora. Esos boletines de contestatarios e indómitos no tienen pero ni la sombra de lo que fueron en los tiempos en que la Huelga de Dolores era la honra de la rebeldía de la USAC. Busque en la historia si se siente ofendido.
Para esa forma burda de extorsionar a cada persona que llega en vehículo a la universidad, a cada chofer de camioneta pidiendo la cantidad estipulada por el “Honorable” Comité de Huelga de Dolores para dejar entra al recinto. En nada distan de los ladrones que en nueva modalidad piden renta a los dueños de locales… Igualitos son ustedes solo que en lugar de pistolas cargan bates y capuchas. (Que aunque digan que ya no están autorizadas siempre usan). Para eso sí son buenos, pero para armarse de valor y defender la autonomía de la Universidad de San Carlos pero ni sus luces, ahí no existen. Y al decir autonomía de la USAC me refiero a defender la justicia del pueblo porque sépase que la USAC es pueblo, es la clase obrera, campesina y proletaria la que estudia ahí.
La justicia debe ser defendida, sí o sí. Es que no hay de dos sabores, no se puede medir al tanteo o con ojo de buen cubero, no es estira y encoge, no es liga, liga.
Para los bautizos de primer ingreso já, se pintan solos. Para emborrachar a las patojas en la Declaratoria Oficial de Huelga y después violarlas já, alumnos y maestros se amañan y se prestan los preservativos. Hablo de docentes mediocres, deshonestos que desgraciadamente son mayoría en mi Alma Mater. De esos sobornados, de esos que piden a las alumnas pagar con favores sexuales los puntos que hacen falta para no dejar las clases de retranca. Hablo de esos docentes que esperando están la bulla de la huelga para rascarse la barriga mientras los otros haraganes leen los boletines y los otros zombis los escuchan.
Hablo de quienes nunca -y jamás lo harán- han hablo a sus alumnos de la memoria histórica, dignidad, de la verdad verdadera, que nunca dan por donde abrirles la mente y aclararles el camino, al contrario mejor si acortan el tiempo de los períodos y así no imparten clases. Galán que los preparativos de la huelga se lleven tres meses y más quisieran para estar haraganeando.
Hablo de esos docentes que el día del desfile bufo llenan el Portal de Comercio, lo abarrotan, emborrachándose y bailando marimba, cantando canciones de Los Guaraguo. Sí, es válido divertirse yo no estoy en contra de eso, hay que defender la alegría que también es revolución, pero lo imperdonable es la mediocridad y ser parte del sistema, agachar la cabeza y marchar, dejarse llevar por la corriente sabiendo con esto está deshonrando la valiosa oportunidad que tiene de ayudar a que una mente se abra al conocimiento y se transforme: se emancipe.
Hablo de esos docentes que del pensum hacen un rollito de hojas en blanco que pasan como exámenes de unidad a sus alumnos que más zombis aun no logran contestar porque no saben distinguir que están en blanco, que no hay nada escrito, que nada aprendieron, que ninguna curiosidad despertaron por investigar, cuestionar, debatir, crear. Ninguna conciencia social. Ninguna dignidad por defender. Ninguna justicia porque no la conocen.
Hablo de los baquetudos alumnos y alumnas de último año que están por graduarse y se prestan para el desfile bufo y para organizar cualquier actividad habida y por haber en las festividades pro “amor a la USAC” las mismas que se tergiversan porque dan por sentado que amor al Alma Mater es: emborracharse hasta vomitar, ponerse una capucha, que mire usted en los tiempos en que las capuchas tenían significado heroico era prestigio utilizarlas, ahora lo que hacen es deshonrarlas.
Piensan que honrar la universidad es hacer un concurso de reyes feos que hablan tapa tras tapa, ¡ y se las aplauden! Creen que orinándose en las banquetas el día del desfile bufo están marcando terreno, deshonrando a los pobres perros, no hombre, ¡no jodan! De rebeldía revolucionaria no tiene nada, ser brincón no es ser rebelde, hablar con boca de carretera tampoco. La rebeldía, indocilidad, pronunciamiento, insurrección consiste en exigir lo que por derecho nos pertenece y nos fue arrebatado. Es pelear por la equidad, por la justicia social. El denunciar todo aquello que ose ir en contra de los Derechos Humanos Universales. El antónimo de esto es: dejarse sobornar, venderse, solapar, callar, fingir no ver, no escuchar y no hablar cuando su voz debe ser grito de protesta.
La honra a la USAC se demuestra haciendo valer el derecho de expresión el mismo que defienda: la tierra, la dignidad, la justicia, la memoria histórica, la identidad, la equidad y sobre todo que se pronuncie enérgicamente cuando uno de estos está en peligro de ser abatido por la impunidad. Cuando digo enérgicamente no me refiero a ir a quemar llantas, con los rostros cubiertos con las capuchas y con bates en las manos. Eso es vandalismo. Cuando no hay el valor de la denuncia es incomprendido y se utiliza mal. Cuando no hay organización consecuente intelectualmente. Es manipular a la juventud que efervescente aun no sabe el camino.
Hablo de ir con sus dos dedos de frente y con la responsabilidad moral que le da ser estudiante de la universidad más prestigiosa de Guatemala.
Hablo de los estudiantes que también trabajan y que apenas llegan a tiempo para recibir las clases, sepa que también debe manifestarse porque ninguna excusa hay para no luchar cuando el Estado de Derecho está por ser aniquilado por la impunidad que impera en la Corte de Constitucionalidad. Cuando hay un juicio por genocidio que demuestra plenamente la culpabilidad de un militar, es ahí cuando el estudiantado San Carlista debe decir, ¡aquí está tu son Chabela! Ir a manifestarse, los cientos de miles que abarrotan las aulas de mi Alma Mater en todo el país.
Hablo de hoy que tenían que estar presentes manifestándose y como siempre brillaron por su ausencia, pero para vestirse de negro con sus grandes gabanes y llamar a entrevistas de prensa para avisar de las actividades sí son buenos, para eso sí les sobran los pantalones. Pregonan que son parte del ¿Honorable? ¿Honorable qué? Manda de zanates?
Jamás para pronunciarse contra cualquier injusticia social, ninguna, porque ustedes solo saben de talacha y de chupe. De Manipulación estudiantil. Los docentes solo de mediocridad y de rascarse la barriga, de sobornar y dejarse sobornar.
Infestada está la USAC de malos hijos y de mustias agrias. Pocos son los que se atreven a nadar contra la corriente y han llevado palo y les ha llovido y sin embargo ahí están fieles a lo que es ser docente de verdad, a ustedes mi respeto y agradecimiento. Porque quieren dignificarla. Al resto les envío un costal de cal y una arroba de sal.
Hablo de la manada de renegados motorizados que ni lentos ni perezosos se enfilaron atrás de su presidente genocida para participar en la caravana de buitres. Hablo del gremio artístico, de los sindicatos, de los choferes de camioneta, de las amas de casa. Y sí, también de estudiantes de universidad privada porque defender el Estado de Derecho es responsabilidad de todos y todas. Hablo de la retahíla de docentes que hace unos días realizó bloqueos en la capital. Ajá, de los que no sabían que eran acarreados y se fueron dentro del costal y también de los que sabían que una limosna iban a recibir por hacer bulto, hoy que tenían que rajar ocote por una razón justa les ganó lo cobarde.
Hablo de la retahíla que en su momento se tomó la foto del recuerdo con la señora Fiscal Claudia Paz y Paz y alegres y campantes la felicitaban cuando recibía sus premios internacionales, hablo de esa “crema y nata” que se hacen llamar… ¿En dónde están? ¿Y la honra que sentían? ¿Y las fotos? ¿Ya las quemaron con gasolina? Por cualquier cosa no la conocen y no hay prueba alguna de lo contrario. Listas tienen las cámaras para tomarse la foto con el fiscal que llegue.
He visto el apoyo total de la misma gente de siempre, pocos, pocas. Fieles a las causas justas, poniendo el pecho. Se derrumba uno lo levanto la otra, se cansa una la fortalece el otro. Un equipo, un alma, una sola voz: pro justicia, denuncia, dignidad. Contra la impunidad total de la clase dominante y extravagante que no escatima en gastos cuando se trata de sobornar y comprar conciencias que nunca existieron. Se sumar gente a sus filas que mueren por un hueso en el gobierno.
Las afrentas de este gobierno y su cuadrilla son de todos los días, en todos lados, desfalcos, jueces y juezas compradas, congreso regalado que no hay motivo para sobornar porque solitos se ofrecen, por donde quiera que se mire la traición anda cabalgando, ¿y usted? Bien gracias. Deje la mediocridad, no joda. Deje la comodidad de no participar. Involúcrese que es su responsabilidad y derecho ciudadano.
Si usted no defiende el Estado de Derecho que no tiene nada que ver con ninguna ideología política, clase social, religión, color de piel, etnia, realmente déjeme decirle que como pueblo, merecido tiene que este gobierno, CACIF y asociaciones de militares impunes, hagan de este país un estercolero.
Ilka Oliva Corado.
Febrero 10 de 2014.
Estados Unidos.

8 comentarios

  1. Bien ILKA, todo espacio que ayude a explicar de forma sencilla la triste realidad de Guatemala, será bienvenido; el objetivo en concreto es sumar entre mujeres y hombres, para establecer de una u otra forma objetivos concretos que nos faciliten el día, día de cada niña, niño, Abuela, Abuelo, mujer y hombre. Es un reto el programar cambios en el país que posicionen a ciudadanos y ciudadanas honestos, tanto en el ámbito público como privado; y de esta manera establecer alianzas que establezcan metas de desarrollo para Guatemala. Es digno la mención de los grupos que conforman la sociedad civil, que mantienen la capacidad crítica en beneficio del pueblo en general. Gracias por compartir su pensamiento creador. Saludos y fuerte abrazo.

  2. Sr. Rudy, no se trata de estar en contra de nadie en particular. Aportes como los del Ilka Oliva contribuyen a que mucha gente abra los ojos y ojalá ¡piense y actúe! Su invitación a que personas como ella, que forma parte del más de un millón y medio de guatemaltecos/as que no encontraron aquí, en esta llanura, la oportunidad para desarrollarse, es atrevida. Si ese millón y medio acepta su reto qué harán aquí ¿engrosar las filas del sector informal? Este país precisamente por los niveles de corrupción en la mayoría de espacios sociales y políticos, por el conformismo de la ciudadanía, por esos poderes que no desean compartir nada, es que no avanza. Y usted ¿qué hace en esta llanura para cambiar este país?

  3. No tengo nada contra usted. Solo quisiera saber qué quiere, qué pretende con sus escritos. Por qué tanta diatriba e insultos. Disfrute su vida, vive en país donde hay muchas oportunidades, seguro que no divide lo que gana con sus vecinos, pero sí lo gasta yendo al mall, comiendo una buena pieza de carne (o frutas y verduras), visitando restaurantes, bares o qué se yo, los fines de semana. Si no está de acuerdo con lo que se hace en Guatemala, deje de caminar en su alfombra, apague su aire acondicionado, compre su boleto y véngase. Acá, en la llanura, la invito a que asuma el reto de cambiar este país.

    • Rudy, si se indignó con mi artículo, su cólera no la lance hacia mí, esa indignación transfórmela y mírese frente a un espejo y pregúntese, ¿cómo es la forma en que usted está aportando al cambio? Mi derecho de expresión tengo y lo estoy haciendo valer, usted también tiene el suyo, vuélvalo creador.

  4. Esta magnifico, ojala los muchachos entendieran su funcion, porque ni siquiera esperan el miercoles de ceniza. Felicitaciones

  5. Bien amiga, cuando leo tus escritos especialmente este, percibo y siento la misma impotencia al ver a tantos estudiantes autómatas, sin horizonte y ni un poquito de memoria histórica. Me pregunto, ¿qué paso con la dignidad, con la conciencia y por qué tanta indiferencia? Parece que pocos mantenemos la esperanza de que esto cambie, pero algún día será…..ABRAZOS.

  6. te mandaste!!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.