La falacia de paz.

El que la mayor parte del pueblo guatemalteco se ofendiera con el comentario de ser Guatemala el país más feo del mundo y que ni pío hiciera ante la ofensa y humillación del gobierno al aprobar el aumento de 5% al salario mínimo deja claro y pone las cartas sobre la mesa de que ningún avance hemos tenido desde la firma de los acuerdos de paz. Por mencionar un ejemplo reciente y simple. Usted dirá: la Ilka otra vez volvió a fumar de esa hierba o se echó un trago de Agua Florida, porque nada que ver una cosa con la otra. La Ilka ni intelectual que es para andar echándose esos análisis que solo pueden los o las estudiosas. Pues con dos dedos de frente que usted tenga se puede dar cuenta de muchas cosas sin necesidad de ser intelectual –que le dicen-. Y menciono esto porque como pueblo nos pintamos solos para brincar por estupideces pero no así para la defender la justicia. Es nuestra culpa y solo nuestra culpa, que nos hagan tirones y retazos y que nos anuden y nos desaten, que nos hagan rastrojos y nos lancen al vertedero como basura desechable. Porque dejamos que otros manejen nuestros derechos que como humanos no hacemos respetar ni valer.
Adolescente estaba yo cuando vi la firma de los acuerdos que transmitieron por televisión, ahí estaba aquel montón de encopetados, entre militares y vendidos. Un darse la mano y sonreír para la foto y para quedar como estampa para la historia, quisieron convertirse en mitos y sí lo lograron pero en mitos de la traición. Porque esos acuerdos fueron arreglados, como tamal de viaje que le quitó el hambre a unos y a la mayoría dejó en hambruna.
Porque la situación en Guatemala está peor que hace 17 años pocos avances hemos tenido por no decir que ninguno.
Sigue siendo el racismo la cúspide de toda humillación.
Aumentaron los feminicidios, esa misoginia bien orquestada y solapada, el odio mismo contra el género femenino. Pocos casos han sido resueltos y los asesinos puestos tras las rejas, gracias no a la intervención de hombres en la aprobación de leyes para protección de las mujeres sino de mujeres mismas luchando contra el sistema patriarcal para abrir espacios para sus congéneres. Porque de izquierda a derecha los hombres patriarcales se tapan con la misma sábana. Ningún revolucionario que ose de verse así mismo como tal lo es si no defiende los derechos humanos de las mujeres como un ser en equidad.
Niñas preñadas que fueron abusadas sexualmente y que el sistema obliga a parir, mientras sus transgresores están libres e impunes.
Siguen muriendo niñas, adolescentes y mujeres cuando se les practican abortos clandestinos, porque las autoridades incompetentes siguen respondiendo al soborno de la clase dominante, al patriarcado, a la iglesia solapadora y sobre todo a la doble moral: porque a escondidas y en el mayor sigilo se realizan abortos las niñas bien, como privilegio de pertenecer a la más encopetada clase de clases.
Se sigue negando el derecho de expresión, ese libre albedrío tan pirateado, vapuleado y utilizado para discursos de toma de posesión, en conferencias internacionales y para quedar bien en cualquier lugar, en solo eso una carta de presentación porque para nada se le permite a ninguna persona que esté en contra del sistema y de la opresión a que haga valer ese derecho universal.
Siguen siendo las y los periodistas los más atacados junto a la líderes y lideresas campesinas, es decir: unos por defender el derecho de expresión y otras por defender el derecho a la tierra.
Sigamos deshilando: se sigue vendiendo la tierra, saqueándola, explotándola, a expensas de su vida misma hasta dejarla convertida en polvo del que no se puede extraer ni hiel de su propio llanto.
Nuestro peor retroceso y que lo estamos pagando ya muy caro es haber elegido a como presidente a un ladrón, estafador, vende patria y sobre todo y ante todo genocida. ¿En qué momento nos pudo suceder algo así? Se traicionó la memoria de las y los desaparecidos, de las abusadas, de los miles de muertos y de miles que se vieron obligados y obligadas a salir al exilio. ¿Paz? En Guatemala la paz en una treta, una marioneta que manejan muy bien quienes traicionan y quienes solapan con su silencio.
¿Qué se hizo con los miles que retornaron del exilio cuando se firmó la paz? ¿Se les dio tierra en donde vivir?
¿Se respeta la dignidad y la identidad de los pueblos indígenas? Si es así dígame usted en dónde y desde cuándo.
Hablando de la Comisión para el esclarecimiento histórico de las violaciones a los derechos humanos…, sabemos que los asesinos intelectuales de monseñor Gerardi siguen libres y que seguramente en más de una ocasión los hemos visto por televisión, o en campañas de presidenciables o invirtiendo en proyectos de “desarrollo” para al país, de particular y de verde olivo, a quienes un día el brazo de la justicia alcanzará y se verán en el mismo banquillo del genocida Efraín Ríos Montt. Porque siguen apareciendo fosas clandestinas y se siguen negando que hubo genocidio, porque la memoria histórica la han querido desaparecer de un plumazo.
Porque a mi generación se le negó contra viento y marea el derecho a la identidad y se le contó una historia falsa y mitológica a favor de la perversidad cometida de unos traidores contra miles de inocentes.
Porque como pueblo nos empeñamos en seguir mirando para afuera, asombrándonos con los espejuelos de fantasía mientras llegan los extranjeros y realizan el canje con los vende patrias y nos dejan en la vil lipidia y ni cuenta nos damos porque nada de lo que sucede dentro nos interesa, tan así que hemos negado ser de donde somos aunque la herencia milenaria tiene dignidad y no traiciona los genes.
Nos distraen con fuegos artificiales y mientras nos maravillamos y aplaudimos y agradecemos el regalo atrás de la cortina se están realizando las estafas más grandes y se firman los contratos más jugosos que dejarán al país más empobrecido cuando se apaguen las luces del espectáculo.
Con ese de la función del ejército en la sociedad democrática si nos columpiamos en todo porque al haber colocado a un militar genocida como presidente le dimos toda la autorización para que por medio de sus instruidos verde olivo ataque a toda comunidad que se niegue a traicionar la tierra, campos sitiados cada dos meses y masacres atribuidas a peleas entre ebrios. La impunidad misma en diferente era y con la misma capa.
Eso de la incorporación de la URNG a la legalidad, queda como un suspiro de lo que pudo ser y no fue, aquello que el viento se llevó y vuelvo a lo mismo: comida y fotos para unos mientras los miles se mueren de hambre en la invisibilidad.
Malaya los once acuerdos, malaya la dignidad, la justicia, la lealtad. Malaya la memoria histórica, la identidad. Malaya la sangre derramada. Las voces silenciadas que desde las cunetas se niegan a olvidar.
Seguimos pues caminando, luchando, hombres y mujeres que confiamos en que los cambios se pueden realizar, aportando desde nuestros espacios, unificándonos, siendo honrados con nuestro compromiso. Sin colgarse de ninguna bandera para aparecer en la foto y en al alfombra.
Un ejemplo claro y que ninguna calumnia puede hacer desaparecer, que ninguna impunidad es capaz de oscurecer, que ningún soborno es capaz de comprar fue sin lugar a duda el juicio por genocidio contra Ríos Montt, ver a las Mujeronas Ixiles caminar con paso firme y denunciar las atrocidades cometidas, escuchar aquel histórico diez de mayo la sentencia al genocida y declarado culpable, que hizo eco en el mundo entero, que nadie se quedó sin saber la verdad en ningún rincón del planeta, eso no lo pudieron evitar ni la clase dominante, ni todos los genocidas unidos orquestados por el presidente de la república, ni todos los periodistas comprados, ni el propio Estados Unidos y sus tácticas y técnicas de opresión.
No, esa Belleza que Enamora fue el botón que finalmente floreció y se volvió jardín que ahora brota semillas que también germinarán, aunque las estrategias de opresión y las calumnias sigan orquestándose desde las entrañas de los medios de comunicación que mediatizan la información, aunque en las universidades privadas se sigan graduando estafadores y vende patrias, aunque usted como pueblo siga sosteniendo las bases de la mentira y apruebe todo juego y toda desmemoria que nos venden en pantallas de televisión.
Con ese acuerdo de aspectos socioeconómicos se nota al pedalazo el fracaso total, viendo a miles emigrar en forma clandestina porque no hay forma de desarrollo en el país. Miles que regresan deportados a encontrarse con un realidad más letal que la que dejaron.
Cese al fuego es que dijeron y se siguen practicando las limpiezas sociales, matando gente inocente por costaladas y hacerlas desaparecer, no tocan a unos pero se desquitan con otros.
Siguen siendo las mujeres la población más abusada en todo tipo. Si se va a los extremos siguen desapareciendo niñas, adolescentes y mujeres en trata de personas con fines de explotación sexual y laboral. Claro, a nadie importa solo son mujeres.
Y para cerrar con el mismo tema con que comencé sepa que aunque le duela en el alma que digan que Guatemala es el país mas feo del mundo y le ofenda semejante premio tenga los dos dedos de frente para discernir que el único feo es usted que por comodidad y apatía cree en los reyes magos y niega que en Guatemala sí hubo genocidio aunque la justicia misma y la dignidad lo comprobaran.
Falta tanto por hacer que sentarse un segundo a despabilar es robarle la oportunidad a la justicia de seguir avanzando en este maltrecho sendero de la dignidad. La paz es por donde quiera que usted la vea, la quimera, la meca, el ensueño de todo ser humano que tenga: dignidad, memoria histórica, identidad y sobre todo fidelidad con la vida y respeto por los miles que la injusticia silenció.
Nota: como ya sé que me van a decir que no tengo derecho alguno de comentar nada respecto a Guatemala porque vivo fuera, porque me fui, porque preferí el extranjero que mi propio país, solo tengo una cosa que decirle, con este amor profundo: échese cal y absténgase de comentar en mi bitácora su libre albedrío ejérzalo en cosas que valgan la pena. No pierda el tiempo y busque oficio.
Ilka Oliva Corado.
29 de diciembre de 2013.
Estados Unidos.

2 comentarios

  1. UNSITRAGUA HISTORICA

    ESTIMADA ILKA OLIVA
    UN SALUDO FRATERNO Y UN ABRAZO SOLIDARIO
    VALORAMOS Y TE FELICITMOS POR EXCELENTE ARTICULO EL CUAL REFLEJA LA REALIDAD DE NUESTRA GUATEMALA.
    EL MISMO ES UN GRAN APORTE PARA LA LUCHA POR LOGRAR CONSTRUIR OTRA GUATEMALA, DONDE LA VIDA SE VALORE, SE RESPETE Y PROTEJA, COMO TAMBIEN EL MEDIO AMBIENTE Y NUESTROS RECURSOS NATURALES PARA QUE NO SE LO SIGAN ROBANDO UNOS POCOS.
    ATENTAMENTE,
    JUNTA DE COORDINADORES
    UNSITRAGUA HISTORICA

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.