Madiba, el hombre vuelto dignidad.

Y la entraña de la tierra que te espera, la que te recibe con raíz ancestral, la de la semilla, la de la floresta, la  que siempre agradecida te arrullará.
Porque ha parido un hijo, un hombre vuelto dignidad.
Tu ojos han vivido lo que tu voz miró, tu cuerpo cautivo tu alma liberó.
Confinado en una celda tu corazón cantó, es la letra de la bajeza que tu valentía denunció.
El mundo hoy te llora, líder de un nuevo amanecer, parecieras un ocaso pero, vos has vuelto a renacer. Es las crías de tu pueblo, en el amparo de la memoria, sos el mito, la historia, sos el agua de la noria, sos indulto, compasión, sos el hijo predilecto de aquella tu nación.
Nigger, negro, terrorista, comunista, socialista, son versos de un recital, poesía pura escrita entre la zarza y el caudal, de tu lucha siempre justa: la solidaridad.
Incansable tu protesta, que a la cárcel te llevó, cuántos años entre las piedras, tu  esperanza no murió, una celda, los barrotes y la luz de tu candil, el invisible, el que solo iluminaba tu sentir.
Condolencias y dolor, expresiones y emociones, una sentida exaltación,  tu semillas te veneran: obrero, proletario, un campesino sos vos, amante de la tierra la que te espera hoy.
Andáte pues con tu paso descansado a abrazar a tus ancentros  y a  tus ancestras. En el quilombo ya preparan la celebración.  Ha regresado el hijo, el idealista, el soñador, el que unió a su nación.  El que obró la emancipación. El inmortal, el que florece en los botones de un rosal, en la alborada enneblinada, en el vacío, y que a las multitudes hace estremecer con su presencia, con su prestancia con su enternecer, su mirada vuelta pueblo en las laderas, en las quimeras, en las oscuranas de la opresión.
¿Y adiviná quién te espera en la puerta del festejo? Anda puesto ese  traje multicolores, el de gala de las mujeres de tu etnia.   Los músicos preparados: con los timbales, con  maracas, con las congas y ella con su voz. ¡Es tu querida Miriam Makeba cantando tu canción! ¡El Pata Pata para honrarte a vos! La canta en tu idioma, su idioma el Xhosa, está llorando de emoción ha regresado el amigo a su cuna, ha terminado su misión.
Festejamos con vos desde nuestras laderas.
Aquí nos quedamos tus nietos y nietas, conservando tu memoria, tu historia, bregando con la inequidad, hablaremos de la leyenda que nació para liberar… La proeza, la grandeza, que parió la humanidad. ¡Madiba, el hombre vuelto dignidad!
Ilka Oliva Corado.
Diciembre 05 de 2013.
Estados Unidos.

Deja un comentario