Este es un buen día…


….para empezar de nuevo, para buscar al ángel, que me crece los sueños…


Comienzan los cielos desnudos del verano.

Todos los días son buenos, con su sol y sus cielos desnudos, los  oscuros y nublados, los de neblina espesa, los que traen con cada amanecer aguaceros, grandes tormentas, bochornos y humedad. También los que en sus entrañas traen el dolor del desencanto, la alegría de una nueva ilusión o el adiós a un amor contrariado. Todos los días son buenos porque significan una nueva oportunidad, un nuevo amanecer,  y también un final. Sí, porque  en cada anochecer  en la oscuridad del manto negro que tiñe el cielo, podés: cerrar puertas, cerrar círculos, terminar con ataduras, decir adiós a eso que no te deja crecer y ser feliz,  en la oscuridad  del día agonizante y mientras llega la alborada  podés tomar la decisión de: dejar ir… Claro está, poder es una cosa y querer es otra.

Hoy, yo quiero y puedo  pero sobre todo he decidido. Vos dirás ¿Qué le picó a la Ilka?  Que hoy viene medio deschavetada, ¿será el cambio de estación? ¿Será el bochorno  y la humedad del verano? ¿Será el bronceado de los fines de semana que la tiene todavía padeciendo insolación? Pues de seguro algo tiene que ver esa revoltura con el clima, entre que llueve truena caen rayos y de nuevo sale el sol, te quitás la chumpa y guardás la sombrilla, en esas estás cuando una ráfaga de luz en el firmamento acompañada de un estruendoso sonido, te avisa que  el  cielo no se va a encapotar, y que tenés dos minutos para sacar nuevamente el paraguas porque al tercero, ¡ya te estarás mojando!

Pero hoy no vine a hablar del clima,  ya lo haré en otro momento,   sí, del clima, ¡y de la fascinación del verano! Hoy estoy aquí para hablar de otras  hierbas.

En otros tiempos tal vez hubiera reaccionado a trompada limpia, con honda en mano, o con hule y cáscaras de naranja,  tal vez con mi machete cuto y sin filo, ¡para planacear a los inquisidores!

Hoy es la última vez que toco el tema,  junto al último día del mes de mayo y el fin de la primavera también se va, –shuco- vienen nuevos aires, cielos desnudos, una nueva estación acampa y la recibo con los brazos extendidos y mi rostro de frente al sol.

Así me quieren hacer sentir: como las brujas en el tiempo de la inquisición: culpable, me declaran culpable y no me dan derecho a tener un juicio justo. ¡Culpable por ser mujer! ¡Culpable por ser una bruja de la letras! ¡Quemémosla! No con fuego, pero ataquémosla con correos insultantes, peguémosle un su buen tetuntazo en el Ego, ¡tratémosla de Ego centrista! ¡El veredicto final! ¡O cambia su forma de escribir  o la dejaremos de leer! Firman: Los machos  ALFA. – ¿Y los Omega y los Beta?-

Y entonces ahí he estado yo, sumisa bruja de magia blanca, experta en  la alquimia de las letras y de los sentimientos y expresiones del alma… ahí estoy yo esperando a ser sentenciada al abandono…  ¡y a la hoguera cibernética!

Y la mara en la tribuna todavía se pregunta: ¿de qué púchicas habla la Ilka? ¿Se habrá atipujado una perolada de flor de pito en inguaste y anda adormecida por la soloqueada? ¿Se habrá fumado finalmente el pito de la verde? ¿Se metió su media de chicha? ¿O está torteando con leña verde? ¿Acaso las alturas de las  Norteaméricas le subieron el mosh? ¿O le bajaron la espuma?

Pues, no,  no me he fumado ningún pito, -de la verde aclaro-  y de la chicha aquí no sale tan buena como para que te mande a flotar en trances galácticos y cibernéticos,  las alturas de las tierras Yankees, sólo ayudan para saber qué tan lejos o qué tan cerca te querés mantener del suelo ¡vos escogés la altura del porrazo!
Pero ya dejémonos  de andar jugando a la vuelta de toro toro gil. 

No deseo lastimar susceptibi
lidades, y tampoco  herir sentimientos, pero siempre he sido clara para hablar.  Testaruda y llamarada de tusa, si le querés agregar.
Pero siempre  he dejado en claro,  que mi blog no es plataforma de ningún partido político, de ninguna religión,  en mi blog vos no vas a encontrar un abanico de: cuentos, novelas cortas, poemas, relatos con no sé qué influencia literaria.

Mi blog: es un medio muy propio de canalización, de catarsis, más nada. Aquí yo no vengo a ofrecer  absolutamente nada al lector o lectora, aquí yo no vengo a trancear para que ustedes me lean obligatoriamente y me sean fieles. Mi blog no utiliza el sistema de: ¡Tropicomplacencias al instante!, en donde lo que el  o la radioescucha  pide y el o la locutora toca la canción.  

Yo no ofrezco lo que no puedo dar. Yo: Ilka Oliva,  -ya estoy como nía Yoyita la más bonita- no tengo mentores,  ¡y no acepto  ni permito que vengan machos a tratar de adjudicarse el puesto! Dije machos, no hombres. Uno es tan distinto del otro.
Yo no soy pupila ni alumna  de nadie, así que lamento si en algún momento   los decepcioné, y lo lamento por ustedes no por mí, claro está. 

No vengo a lanzar piedras tampoco a escribirle a Pedro para que lo lea Juan.

No he estudiado letras, ni la literatura  “de la vieja y nueva  camada” y sus diferentes formas de expresión , lo mío es la voz del alma, la quietud y los tormentos del corazón, las emociones en toda la expresión de la palabra: lo mío señores – sí ustedes mis inquisidores- es  el canto del espíritu  Humano: migrante, el ausente, el que añora, quien vivencia, quien aprende.

Catarsis, lo mío es la catarsis. Si son tan pilas  -que se creen- deberían de saber que es una forma de canalizar, de desahogo. Según Aritóteles  es una purificación; emocional, corporal, mental y religiosa. 

Según Freud: -lo copio textualmente de uno de las mil enciclopedias de Internet-  es la expresión o remembranza de una emoción o recuerdo reprimido durante el tratamiento, lo que generaría un “desbloqueo” súbito de dicha emoción o recuerdo, pero con un impacto duradero (y le permitiría luego al paciente, por ejemplo, entender mejor dicha emoción o evento o incluso hablar ampliamente sobre ello).

Según yo: es mi forma  forma más leal de expresión.

No intenten darme clases que no he pedido, cuando yo necesite; créanme que tengo la humildad suficiente para tocar la puerta y pedirla,  las críticas me pelan los dientes,  sean buenas o malas,  o como le llaman hoy en día: constructivas. La comida  no me la gano con mis letras, cuando mi sustento sea comprado con ellas entonces sí,  tal vez me sea necesaria una pócima de flor de pito y un mi vaso de chicha, para que ya entrada en el trace y sin consciencia clara, corra en busca de literatos –de pacotilla- ego centristas, de alto rango en el mundo de las letras, de esos intelectuales, que se creen semidioses, de hombres-machos para que se atribuyan el puesto de guardaespaldas míos. Ya entrada en su mundo,  de alcantarillas y golpes bajos tal vez me atreva a hablar y escribir como una de ustedes… ¡pero está verde la hoja del jocote!, ¡aquí no hay flor de pito y tampoco chicha!

Por el momento me basto y me sobro: no tengo ni esposo, novio, agarre, prense, soque, o cashpean, que  tenga acceso a entrar al mundo de mis letras,  mucho menos a  “machos-lectores” para que cibernéticamente quieran fungir como uno de ellos.
No me han opacado, ni desinflado, ni humillado, mucho menos  han logrado que se apague la luz de luciérnaga encendida que llevo en mi pecho, hasta que ella se apague sola, dejaré de escribir, y será  mi gusto y mi gana las letras que yo coloque en el blog.
¡Quien quiera leerla que lo haga, y si no  pues  hay de dos sabores!

Aquí no se aceptan: machos abusadores, ni críticos especializados en alcurnias literarias, no necesito protección de nadie, gracias. Y si me nace  escribir del polen y las abejitas lo haré, es mi blog, es mi espacio.

¡Soy Autónoma! Sólo tengo un papá y se llama Eduardo Oliva. No traten de manipular mis letras, con consejos de “gatos viejos”  créanme no soy la indefensa caperucita, tengo más garras que el lobo feroz…  no me subestimen. Créanme que llevo toda mi vida saltando cercos, tengo las canillas curtidas,  y seguiré saltando los que sean necesarios, y no habrá alambre de púas, ni chichicaste, mucho menos machos opresores, que logren detenerme.

Así es pues que con estas letras,  junto a mayo, la primavera y los días nublados le doy un patín  directito a la cima del Chimborazo,  a todos esos machos que intentaron domar esta potranca. Y para las malas vibras y el mal de ojo: un vaso de agua y un huevo. Para la hinchazón: unos lienzos de agua caliente con apasote y sal inglesa,  también hielo durante 20 minutos, por aquello que la cosa hubiese sido un desgarre.
Mi ungüento son mis letras, y mi guía mi conciencia.

La libertad; la tengo en el alma y en mi espíritu… por más cadenas que traten de ponerle, vuela libre por horizontes inalcanzables. No se les olvide que soy golondrina migratoria, y mis alas cada día son más fuertes.  Este es un buen día… ¿verdad?

Y a ustedes mis queridas/dos amigas/gos, que me aceptan tal cual soy,  y saben que la: arrogancia,  prepotencia, las ínfulas y las grandezas no calzan conmigo, ¡soy tan mortal y  mundana -diría Mercedes Sosa- que después de tres días de muerta apestaré!  a ustedes les agradezco su fidelidad, créanme que de aquí para allá es mutuo.
Ilka Ibonette Oliva Corado.
Mayo 31 de 2011.
Estados Unidos.

3 comentarios

  1. Buenas tardes, no imagino como es que salga una estacion y entre otra, yo.. casi ni me doy cuenta cuando termina y comienza el invierno en Guatemala creo que siempre esta lloviendo. y claro que siempre. . . HOY sera un buen dia para sacar todo lo que tenemos dentro. saludos Ilka, por cierto aqui en Coatepeque llueve a cantaros a esta hora, me pregunto ¿Puchica de donde sale tanta agua?. cuidese y hasta pronto.

    Roberto Lorenzo
    roblorenzo@gmail.com

  2. Estimada Ilka: Vos seguí escribiendo como eres, con tu estilo propio y que el mundo se venga abajo. Espero que no te moleste, pero como te he dicho muchas veces, vos tenés madera de escribidora, aparte de tu blog-diván, incursioná en el cuento. Y que los personajes usen el lenguaje coloquial o el fifí, según el que le toque a cada uno en su momento. Las letras necesitan libertad y vos la ejercés. No sé que te haya pasado, pero seguí adelante hasta que el cuerpo aguante. Con afecto chapín, Chente.

  3. Desde hace nos dies mil anos la gente escribia sus vivencias he historias plasmandolas en cuevas, eran simbolos… dibujos rupestres, en piedras???

    Desde hace miles de anos atras tambien habia unos escribas, era los que escribian la historia y peticiones del rey, y escribian sus historias que se les ocurrian, porque por lo regular el rey era huevon y por eso tenia su escriba.

    Hace 50 anos se empezaron a escribir documentos accesibles por medios electronicos, quien recuerda las microfichas?

    Hace unos 10 anos se empezaron a escribir documentos llamados bitacoras, blogs… diarios, etc. en el internet.

    Todos esos que escriben y han escrito tienen un don especial, no escriben para una persona especifica, escriben para descargar una necesidad que los que no escribimos no tenemos.

    No es como se escribe, si hay errores de gramatica, de semantica… si no que es lo que significa lo que se escribe.

    Esa descarga que ilumina o pierde a otros.

    Que chingados significara un animal como vaca en la pared de una cueva, porque no pinto algo mas sencillo???

    Que catarsis se dio en ese cavernicola???

    Yo felicito a todos los escritores, desde aquel cavernicola que se le dio por pintar a una especie de bovino en la pared hasta aquel timido que hoy abrio su blog y lleva 3 anos de retraso contra Ilka.

    Y dicho en buen chapin, al que le guste que se lo trague rapido y pida otro, y al que no si lo escupe es su problema, no mas no me manche los zapatos porque le voy a escribir mi nombre a golpes en los ojos.

    Yo compro la prensa libre desde que costaba 5 centavos, se lo que es leer.

    Y mi opinion es Ilka escribe bien, su estilo propio, oroginal

    hasta pronto, me quedo esperando otra historia.

Deja un comentario