La llamada del arcoíris.


Te han sitiado corazón y esperan tu renuncia,  

los únicos vencidos corazón, son los que no luchan  

no los dejes corazón que maten la alegría,  
remienda con un sueño corazón, tus alas malheridas.  










Hace algunas semanas recibí una llamada de mi hermanita –ya tiene 22 años pero  para mí sigue siendo la cume-  pero como la chula llama cada vez que se muere un burro,  sobresaltada contesté la llamada, pensando que algo había pasado en la casa; porque casa y hogar  son los  que están en Guate, aquí es un nido alquilado de inquilina/no del país no pasás: aunque te hagás ilusiones de residencia y ciudadanía, nunca dejarás de ser inquilina/no, es una realidad que no todo mundo acepta. Pero bueno ese ya es otro paisaje –con el de mayo en la campiña algodonada con la flor de izote y el amarillo encendido de la flor del chipilín-.

El asunto urgente de la llamada: “Negra te llamo porque sólo vos nos podés ayudar”, “¡juelacha! ¿Qué pasó Coque?” y comenzó  la cume a contar punto por punto lo sucedido.

─ ¿Te recordás de la Fulana? La que vivía en la calle tal… flaquita, de pelo liso, que trabajaba en tal lugar…
Y ahí estoy yo bajando libros, tratando de recordarme de la mentada Fulana de Tal,  pero es que nunca hablamos, ni nos saludamos, creo que era de esas personas que veía de cuando en cuando en  la camioneta.

─ No Coque, no tengo la imagen clara pero; ¿qué pasó con ella?

─Es que le acaba de confesar a su familia que es homosexual y que se va a ir a vivir con su novia.

─ Bueno, no le veo nada de anormal. Si se quieren pues que lo disfruten.

La verdad no veía yo el motivo de alarma de mi cume, si las patojas se querían pues  que vivieran su amor.

─ Sí, Negra, yo sé que vos todo lo mirás con diferentes ojos, pero no toda la gente es igual a vos, vos vivís todavía pensando que toda la gente es buena, que toda la gente es honesta y no lo es.

Y ahí estaba yo de  nuevo recibiendo cátedra  impartida por mi hermana menor,  tal cual niña de  primaria sentadita en el pupitre, escuchando  el rollo de la maestra. Y sí, mi hermanita es maestra de párvulos  -parvulitos- es tan dulce y cariñosa que yo si yo fuera su alumna pasaría pegada a ella, agarrada de su falda, pero no la agarrés en sus días porque saca las garras filosas y ni aunque hagás magia y te convirtás en el hombre invisible te salvás de los arañazos. Es una versión mía en 3D.

No te entregues corazón libre, no te entregues  
no te entregues corazón libre, no te entregues.  


Pues volviendo al clavo de la patoja, no entendía qué  pitos tocaba yo en ese chinique.  Cuando la patoja confesó que era homosexual, y me encantó porque reunió a toda la familia,  -es  una familia de fifís ya te imaginarás vos el drama en donde hay abogados, arquitectos, ingenieras, toda la mancha egresada de universidad privada-  y los sentó en la sala, dio un paso al frente y confesó –su pecado- de su amor. En el momento le cayeron a palos, le lanzaron piedras y la deschongaron,  era una catástrofe familiar, ¿cómo era posible esa aberración de la naturaleza en la  familia? ¿En qué momento se colaron los demonios del infierno y se le metieron en el cuerpo a la patoja? ¿Por qué ese castigo del cielo a una familia de puras y castos?  

La mamá la desheredó y le dijo que  en ese momento la daba por muerta. Los hermanos que ya son padres de ishtos que no pasan de los 6 años de edad, le prohibieron terminantemente que tocara a los sobrinos, porque tenían el temor que fuera una enfermedad viral, y que con el rose de las pieles o por medio del aire que respiraban, se les metiera por los poros ese asco humano.

La hermana se vio en el espejo y le dijo: “¡tortilla con tortilla! ¿Por qué? ¿Acaso no te gustan los hombres? ¿Por qué una mujer? ¡Me das asco!”

Y yo escuchando  el relato del drama atentamente, sigo preguntándome ¿Qué pitos chiflo yo en ese toque?
Mi hermana tiene el auto parlante – ¿o cómo es que se llama es volumen del teléfono celular en donde todo mundo escucha lo que estás hablando?-   de su celular a todo lo que da,  así es que me permito escuchar a mi mamá que también está en la sala de la casa… de shute también comenta, -todo el mundo se cree con derecho de meter su cuchara y señalar en casos como éste-, ¡sí, esa mujer es una sucia,  que no la dejen tocar los niños porque se les puede pegar yo estoy de acuerdo con la familia!, y es lo que sucede entre mi mamá y yo, que ambas somos guerreras de bandos contrarios y siempre estamos en guardia una con la otra: ella es una mujer machista. Al escucharla se me empieza a erizar la piel, pero guardo compostura y sigo hablando con  mi hermanita.

Y recuerda corazón, la infancia sin fronteras,  

el tacto de la vida corazón, carne de primaveras,  Letra de Corazón libre - Mercedes Sosa - Sitio de letras.com

se equivocan corazón, con frágiles cadenas,  
más viento que raíces, corazón, destrózalas y vuela.

─ Decíle a tu amiga que la felicito,  que  se necesitan agallas para hacer lo que hizo,  no todo el mundo enfrenta de esa manera a la familia, y mucho menos dan la cara y hablan con honestidad. La mayoría esconden –hetero y homosexuales-  el amor, lo soloquean en sótanos, lo viven en la oscuridad, temen gritar a los cuatro vientos que están  viviendo el amor a plenitud, por eso se inventan historias, mienten y  se escudan en que es su vida personal, que es la intimidad, cuando el amor para gozarlo a plenitud tiene que ver la luz de día, disfrutarlo en un cuarto de hotel, atrás de las puertas y en noches sin estrellas en el asiento trasero de un automóvil, no pasa de ser emocionante, excitante, pero irreal, absurdo y anónimo. Cuando el amor es anónimo y  de doble cara, se sufre el riesgo de vivir un autoengaño y más que eso  el o la amante, se convierte en albañil y magistralmente construye castillos en el aire…  que son borrados de la faz de la tierra, al menor chiflón –y no precisamente de noviembre- y construcción cimentada en la luz de día, tiene más oportunidades de sobrevivir hasta los terremotos.

Una relación que es regida por el amor, sin importar el sexo de quienes conforman esa pareja. Y es algo tan complicado para las personas señaladoras, aceptar que la homosexualidad es una forma de amar diferente,  el amor; es algo mucho más profundo y noble que la entrega de dos cuerpos en una cama, que la pasión desatapada en el éxtasis de un orgasmo, el amor encaja perfecto con las caricias, con las miradas y esa comunicación extrasensorial, que sólo entiende El Ser Interior, es ciego a las diferencias de género. Se ama, simplemente se ama.

─Es que te estoy llamando para que vos hablés con su mamá. Ella te hará caso. Vos manejás esos temas tabú muy bien.

─ ¿Qué yo hable con la mamá? Coque me va a mandar a freír niguas, me va decir que no es asunto mío, y la verdad no lo es, si querés hablo con tu amiga. Decíle que esto que ella está viviendo es normal en una sociedad como la nuestra, es una sociedad que tenemos que ir educando poco a poco, contra todo tipo
de discriminación. Vivimos en un país en donde nos tiramos piedras  unos a los otros, sin importar el motivo o la razón,  sin justificación, aquí el asunto es el placer que causa  lanzarlas.

No he terminado  de hablar con mi hermana cuando escucho a mi mamá otra vez, alegando en segundo plano, “esa mujer lo que quiere es que le pongan un buen hombre enfrente para que sepa lo que es bueno”, entonces sí me enchinchó y le dije a mi hermana; -que aunque tenía el teléfono con volumen de bocina de culto de iglesia evangélica en domingo a las diez de la mañana-  decíle a mi mamá que: ¿qué pasaría si en lugar de novio yo le llevara una novia a la casa?  Para qué lo dije he escuchado a mi mamá lanzarme mínimo una docena de demonios, de tratarme de hija perdida del Sombrerón, y de ser la hija   de la concubina Del Adelantado. De ser la amante de Mashimon y muy seguramente la reencarnación de: El hombre que parecía un Caballo y a las cansadas ya después de tres rondas de, Señorita Cumbia, bien que le iba tirando a ser la versión femenina de: El Chupacabras.

No los oigas corazón, que sus voces no te aturdan,  
serás cómplice y esclavo corazón, si es que los escuchas.

Yo comprendí en ese momento   que mi casa no es la excepción, también hay miembros del clan Oliva Corado, -del Corado Martínez, del Oliva Ramos- señaladores, que de puritanos y santos no tienen ni el halo, y son los primeros en señalar y tirar piedras. Muy seguramente a mí me hubiera ido como en feria siendo la de la vivencia homosexual.

Al final opté no hablar con la mamá de la patoja y enviar una felicitación a la que vivenció aquella batalla campal con su familia, solamente por atreverse a amar. Ya quisiera yo que todas y todos diéramos ese paso: atrevernos… ATREVERNOS  a abrir el corazón, a no salir corriendo, a no escudarnos, a perder los miedos y espantar a los fantasmas.

Amar sin importar a quién, simplemente amar. Es una lección la que nos están dando las personas que no encajan en el pódium de las heterosexuales: vivir al máximo, nadar contra la corriente, amar sin miedo, y entregarse a plenitud.

El 17 de mayo se celebró la abolición –escrita por el momento nos falta atacarla con acciones- de la Homofobia, e inició un mes de celebraciones del Orgullo Homosexual alrededor del mundo,  yo me uno a esa celebración, por nuestra diversidad humana, me uno a la causa de lanzar a la basura los prejuicios. Es tiempo de despertar y cortar de raíz la discriminación de todo tipo: eliminar las clases sociales, las divisiones en castas y apellidos, color de piel, religiones. 
Es tiempo de que rememos en la misma dirección, aceptándonos tan diversos y diferentes como somos, sin señalar y atacar, más bien hermanándonos en busca de la paz mundial, de la eliminación de la hambruna y el analfabetismo, de la pobreza, de la trata de blancas, de los feminicidios… de violadores y asesinos, enjuiciando a los ladrones con título universitario, a gobernantes enclenques y tranceros, a candidatos presidenciales que buscan atipujarse con el hueso, el hueso, el hueso, el hueso… a la Guate presidenciable ¡la mueve el hueso!, ¡chinchilete quién lo acapara! Intelectuales -que se creen- también lo buscan por medio de la presidencia, el tacuche elegante no les esconde lo ladrones que son y la suciedad de jugar bajo de agua, si quieren dinero, trabajen honradamente huevones de mierda, que les cueste con el sudor de su frente y no con la del pueblo.

Ya es tiempo que saltemos el cerco y dejemos del otro lado la inmundicia humana y trabajemos en conjunto por las causas que realmente valen la pena y están olvidadas: justicia e impunidad.

Hoy abrazo con estas letras a mis amigas y amigos homosexuales, gracias por confiar en mí, por amarme, ¡yo también los amo mis amores! Gracias por hacerme parte de su mundo, por incluirme en  la llamada del arcoíris con sus multicolores; como diversidad hay en la humanidad.

Adelante corazón, sin miedo a la derrota,  
durar, no es estar vivo corazón, vivir es otra cosa.
(Corazón Libre,. Rafael Amor).

Pd: Mi Negro Precioso: amá.
Ilka Ibonette Oliva Corado.
Mayo 21 de 2011.
Estados Unidos.
  

3 comentarios

  1. Pues ni modo cada quien con su rollo… pero como en una charla escuche y es cierto EL GAY NO NACE SE HACE y se hace por la crianza de padres… si analizas cada familia de gays siempre, siemrpre uno de los padres es dominant o menos cariñoso en fin y tu t enamoras en la adultez de quien idealizaste sea hombre o mujer… no estoy a favor ni en contra pero sino despues todo, todo será normal… el noviazgo de un adulto con una niña…. el tener hijos con diferentes mujeres y vivir con ambas en fin…. ya nada es raro.. y es mejor no meterse en la vida de los demas… Pero es pan para tu matate para criar hijos sanos fisica y mentalmente.

  2. Si hablamos tanto de libertad, de democracia y derechos humanos; que nos impide entoces, hacerlos efectivos en la practica? Definitvamente la ignorancia y los prejuicios derivados de patrones cultuarles que nada tienen que ver con la moral, la naturaleza o la leyes divinas, juegan un papel del todo deastroso que, hacen imposible la convivencia humana. Dejemos de utilizar la libertad como un mero comcepto y demosle forma concreta para que se extienda y nos cubra a, todos por igual sin discriminaciones de ninguna clase. Rechacemos pues, la homofobia y la intolerancia y, celebremos la diversidad como un armonioso regalo de la Madre Naturaleza.

    1000% de acuerdo con tu critica; los politicos chaquetudos, algunos de cuello blanco pero de igual manera transeros y mal olientes, deben de desaparecer de una vez y por todas del mapa de la sufrida Guatemala.

  3. Yo creo que las personas venimos a este mundo a enseñar lecciones, y esta historia es el típico caso. A la amiga de tu hermana le va a tocar duro viviendo abiertamente como lesbiana en un país tan machista y patriarcal, pero ella vino a enseñarle a su familia respeto, tolerancia, empatía y comprensión. ¡Grandes lecciones!

    Me parece mucha prepotencia cuando la gente dice que todos debiéramos ser iguales. ¿Iguales a quién? ¡A ellos, por supuesto!

    Esta historia es específicamente de las diferencias sexuales que hay en la especie humana, pero diferentes somos todas/os en muchos aspectos más, y NADIE tiene derecho a juzgar como malo, pecaminoso, erróneo, feo, etc. nada.

    Ojalá que la patoja sea fuerte y no se deje amilanar por la familia tan intolerante y cerrada que tiene, que en sus manos tiene el poder de ayudarles a ver el mundo con otros ojos, por difícil o doloroso que sea…

Deja un comentario