¡Qué las mujeres musulmanas eleven su voz!


Egipto está en los ojos del mundo en estos instantes, el pueblo se ha levantado y en un rugir estruendoroso levanta su voz,  ¡un sólo grito, por la tierra, por la libertad, por la igualdad!

¿Por la igualdad? Aquí seguro me equivoqué, por la igualdad no puede ser, ¿o sí?

Es que con ésta “colosal tormenta invernal que azotó Chicago”, creo que me he dundeado un  poco más.
Por todas  y todos es sabido que en los  últimos días Egipto ha estado sumergido en un caos total, se pide la renuncia de un… vamos a llamarle: “dictador”, me ha asombrado ver las imágenes de la juventud,  la energía con que salen a las calles y se enfrentan a soldados y policías. La sangre joven aún piensa y en éste caso está actuando, qué alegría saber que no todo está perdido, que ellos también van a ofrecer su corazón.

La primera vez que supe conscientemente de aquellos lares, de por ai de ese mundo que sólo he visto en películas, fue con una compañera en la clase de inglés, hace algunos cinco años, me hablaba del Islam, del burka, de la opresión que su género vivía en aquellos países, escribía para atrás, así le decía yo,  con puros garabatos,  a la pobre le costó un mundo aprender el alfabeto en inglés ya te imaginarás vos el idioma, ella  me hablaba en su lengua y yo en la mía, todas las mañanas al inicio de clases me saludaba con algo que sonaba más o menos así, “salamaleicon”, y yo le contestaba “maleicon salam”, después en español, “buenos días” y finalmente en esa lengua extraña que ambas estábamos intentado aprender. Tenía unos ojos preciosos, cejas pobladas y un color de piel de un verde olivo, ese bronceado permanente que tienen ellas aunque estén en tiempo de invierno.

Después en la misma clase de inglés tuve un pretendiente marroquí, un mango de hombre,  físicamente hecho  a mi medida,   y entonces me hablaba de Marruecos de Casa Blanca, y del interminable problema entre España y país    con el clavo de  los Saharauis, recuerdo que fuimos a un lugar llamado Nafertiti a tomar algo, mi espanto fue que cuando entramos, la única mujer con pantalón era yo, las meseras estaban vestidas con ese Burka, no se les veía el rostro, solamente la línea de los ojos, y una extremada reverencia hacia los hombres que estaban en el lugar;   le pregunté ¿por qué si estábamos en Estados Unidos? me contestó,  “muy Estados Unidos pero ellas son nuestras y nos pertenecen, tenemos una cultura y una religión que respetar, además tienen que obedecernos”  ¡Puta! Pensé,  yo ni de loca me quedo aquí, muy papaíto rico y mango, pero me las pelo antes de que también quiera vestirme de esa manera. Y efectivamente esa salida en plan de cita –porque ya habíamos tenido muchas en plan compañeros de salón- fue la del debut y despedida, “lástima hombre porque me rajé a la hora de los cuentazos”. Así que no sé todavía qué se siente ser devorada en la alcoba por un  hombre de por ai. –Bueno ni iba  a ser en la alcoba precisamente, con las urgencias de la pasión  muy probablemente hubiera acontecido atrás  de la puerta de su apartamento, va pero  esa es harina de otro costal-.

El año pasado chompipeando en una tienda de segunda mano –paca- compré por veinticinco len el libro: Reading  Lolita In Tehran, es una memoria escrita por Azar Nafisi, una maestra  gringa de descendencia islámica que viaja a  esa parte del mundo a trabajar en una universidad, me fui de culo cuando leí la forma en que estudian las mujeres allá y de las privaciones que tiene en cuanto a la Libre Expresión del Pensamiento, qué tu libre albedrio ni pura estaca, son vigiladas constantemente por  los hombres, ya sea esposo, hermano, padre, vecino, maestro,  o un macho cualquiera que se encuentren en la calle ya se creen dueños de ellas. Se les prohíbe todo, hasta pensar, pero por mucha cárcel que le quieran poner al pensamiento no lo pueden tener en cautiverio, éste es libre.

Según explican los medios de comunicación convencionales –los que filtran la info antes de darla a conocer al mundo-  y los de bajita la mano, las rebelión ha crecido extendiéndose a lo largo y ancho de la Liga Árabe.

¡El pueblo pide un cambio radical!  Las redes sociales se han vuelto a favor del pueblo egipcio, por donde quiera mirás me
nsajes de esperanza, donde les muestran apoyo a la gente de aquel lugar, pero: ¿y las mujeres? A lo largo de la historia hemos  jugado el papel del sexo débil, hemos sido maltratadas, violentadas física y moralmente y quienes se han atrevido a pensar han sido silenciadas de la forma más cruel.

 Estamos por cumplir un siglo desde que ese celebrara el primer día Internacional de la Mujer, gracias a ellas: a las pioneras,  a quienes pelearon con su vida,   ser incluidas  en la sociedad, como seres pensantes, pelearon por el derecho a votar, a participar, a opinar y  a actuar; lucharon por el derecho a la igualdad.

Aunque hemos avanzado en algunos países a pasos de agigantados, -la mayoría en esos potencialmente ricos-  sucede lo contrario con los subdesarrollados,  o bien en donde reina el  machismo como arma principal de opresión. Tal es el caso de los países islámicos.

Si bien es cierto que es cuestión de religión muchas normas  que rigen la conducta de la mujer en aquellos lugares, también es cierto que el hombre se aprovecha de la   palabra del Corán para ejercer el papel de amo  y señor sobre la mujer.

Según el Corán, Alá concede la igualdad al hombre y a la mujer, los mismos derechos virtudes y obligaciones. Eso está escrito en el Corán, pero ellas en la realidad de sus vidas; son sometidas a lo que el hombre musulmán dicte, obligada a obedecer, condicionadas e infravaloradas. En la mayoría de países musulmanes por no decir que en todos, que pasan de 20.

Leyendo sobre ellas encontré que entre las discriminaciones que sufren están :

-Las hijas reciben  solamente la mitad de la herencia, aunque solamente la mitad de lo asignado a los hijos.

-Son obligadas a vestir con el burka.

A las mujeres les está prohibido ir en carro o pasearse a pie por los barrios, así como entrar al gran bazar y sentarse en las tiendas.

– Se les prohíbe también reunirse en grupos públicamente.

– No pueden repudiar al marido, ya que tienen que dar explicaciones, en cambio los hombres pueden hacerlo sin que ello resulte una deshonra para su familia.

– – Las mujeres con menstruación no pueden entrar en las mezquitas, orar o mantener relaciones sexuales. Además no pueden leer el Corán ni tocarlo. La ropa manchada de las mujeres con menstruación es impura.

– – Las niñas que tienen su primera menstruación, a partir de los 9 años son consideradas mujeres adultas, por lo que se les busca marido. La familia materna no tendrá ningún derecho respecto a la elección del marido, será la familia del hombre quien escoja una mujer. La mujer deberá acatarse a la decisión y aceptar al marido le guste o no.

– Las esposas deben aceptar a las otras mujeres de su marido en casa, ya que el matrimonio islámico es poligámico. Los hombres pueden casarse hasta con 4 mujeres. ( En éste lado del mundo también son poligámicos pero a  las amantes las mantienen bajo de agua, no es mucha la diferencia).

Las mujeres son fuertemente castigadas, incluso con tortura y muerte, por adulterio o por cualquier tipo de relación extramatrimonial, incluso estando divo
rciadas.

– El domicilio conyugal se convierte en lugar de reclusión y obediencia al marido.

– La musulmana debe casarse con un musulmán. No están permitidas las relaciones matrimoniales entre miembros de otra religión.

Leía los castigos que  establece la ley islámica:

– ADULTERIO: Lapidación
– PROSTITUCIÓN: Lapidación
– ASESINATO: Lapidación
– ROBO: Amputación
– BEBER ALCOHOL: Azotes y palizas
– FALTA DE RESPETO AL RAMADÁN: Flagelación (latigazos)

Algunos de los países donde se aplican los castigos corporales a mujeres (lapidación, flagelación, etc..) son: Arabia Saudita, Brunéi Darussalam, Emiratos Árabes Unidos, Iraq, Irán, Malasia, Nigeria, Pakistán, Singapur, Somalia, Sudán o Yemen.

En cuanto a la lapidación:

La lapidación es la tortura que consiste en enterrar a las mujeres condenadas, en un pozo, donde se cubren hasta la cabeza y se les apedrea con piedras, ni muy pequeñas ni muy grandes (para alargar la muerte y provocar más dolor) haciendo que sufran un increíble dolor hasta que mueren desangradas.

Las mujeres condenadas a lapidación son acusadas de haber cometido adulterio, de haber matado, o de haber mantenido relaciones sexuales fuera del matrimonio.

Si una mujer mantiene una relación sexual privada y libremente, y no lo hace con su marido, está cometiendo delito y puede ser juzgada y condenada a muerte. Es el mismo caso el de las divorciadas, que no pueden tener relaciones con nadie sin casarse de nuevo antes.

En el caso de las violaciones, la mujer violada no tiene ninguna credibilidad, necesita al menos 4 testigos presenciales del acto, y no pueden ser ni familiares ni amigos. Es decir, para que una mujer violada no sea condenada a muerte, debe ser violada en presencia de más de 4 desconocidos y después que estos estén dispuestos a declarar a su favor.

Si la mujer violada se queda embarazada, el hijo será la prueba material del delito de adulterio y la mujer será lapidada en cuanto el bebé pase el período de lactancia.
Lo curioso es que en ningún momento Alá defiende ni la lapidación, ni flagelación, ni cualquier tipo de castigo a la mujer. Dice textualmente en el Corán: Si ella comete adulterio, perdónala.

Por lo que los musulmanes que ejecutan estas condenas están tomándose la justicia por su cuenta, creando sus propias normas y negando lo que dice Alá, a quien supuestamente siguen.

La ablación genital femenina en pleno siglo XX! Se sigue realizando, por ejemplo Sudán y Egipto, sin citar el resto de países musulmanes que hay en África.

Después de leer todo esto, de ver videos, de escuchar historias,  digo: ¡Qué las mujeres musulmanas eleven su voz! ¡Y con ellas nosotras!
¿Es tiempo del cambio? Pues que sea radical.

Que hagan los que se les plazca la gana, que hagan el amor con quien se les antoje sin ser juzgadas y lapidadas por eso, sin ser  nombradas prostitutas, que tengan los mismos derechos que nosotras,  las que estamos al otro lado del mundo.

Quiero que ellas puedan vivir los orgasmos a plenitud sin sumisión, que opinen en la cama, que elijan la posición que más les guste y que tengan el derecho a negarse realizar la que aborrecen, que disfruten del sexo oral,  de las caric
ias y de la masturbación. Qué destapen sus rostros, que dejen ver su belleza. Qué enseñen las piernas y disfruten de la caricia de la brisa, del bronceado del sol, que disfruten su cuerpo como tal, que si gustan usar una blusa descotada, o una minifalda, tacones, o caites. Qué disfruten ver  su cuerpo en traje de baño.

El cambio radical: que asistan a las escuelas y universidades, que participen en política, en deportes, en donde se les ronque la gana. Qué lean novelas de amor, que vean películas  no solamente de Bollywood.  Qué ejerzan  una profesión, que  ocupen puestos  importantes en las empresas, que exploten su capacidad pensante, que contribuyan al crecimiento de  nuestro género.

Qué hagan el amor con el vecino, con el conserje, con el maestro, con la  novia,  que tengan amantes, que pierdan la virginidad con quien ellas deseen, ¡qué vivan! ¡Deseo que ellas vivan! Sin ser juzgadas y lapidadas.
Es el momento del cambio, ¿un cambio radical? ¡Un cambio que haga temblar la tierra,  un cambio que demuestre que las mujeres tenemos los mismos derechos  y obligaciones! ¡y sobre todo la oportunidad de vivir según nuestro libre albedrío! ¡Qué las mujeres musulmanas eleven su voz! ¡Y con la de ellas la nuestra!

¡También deseo una Panadol o una Vitapirena…! ¿Alguien me regala una?

Ilka Ibonette Oliva Corado.
Febrero 02 –día de la Candelaria- de 2011.
Estados Unidos.

7 comentarios

  1. POR QUE NO EVOLUCIONA LA RAZA HUMANA

    POR TRES PECADOS TERRENALES

    Una piedra llamada diamante.
    Un metal llamado oro.
    Un papel llamado dinero.

    Las palabras Diamante, Oro, y Dinero = Falsedad, Envidia, Codicia, Egoísmo, Fantasía, Hipocresía, Creencias, Poder y Guerras.

    Aquí esta mi conocimiento para vuestra inteligencia

    -Nacemos con el cerebro en blanco
    -Funciona con las primeras sensaciones de la mano

    La inteligencia del ser en su mano está

    Mano= inteligencia divina, automática, autónoma,
    Intuitiva y creativa.

    Con un cuerpo cuidado a la perfección,
    Automáticamente e intuitivamente, etc.

    Cada movimiento de mano es pura
    Matemática e inteligencia.

    Con tu pensamiento puedes coger lo que quieras, cuanto quieras, y el tiempo que quieras, pero acuérdate de cerrarla
    Eso es inteligencia.

    Cuando no piensas funciona sola.

    Nacemos con manos inteligentes y un cuerpo perfecto, nosotros lo hacemos deteriorar por falta de conocimientos hacia nosotros mismos.

    Humanos adora tus manos, son todos tus sentidos, tu pasado, tu presente y tu destino

    Ten presente que:

    El humilde es sabio, y en inteligencia es superior al que no es humilde.
    Crea la dulzura en ti, y alcanzaras maravillas en el universo.

    COMO DESARROLLAR LA MÁXIMA INTELIGENCIA EN EL MÍNIMO TIEMPO

    MOTO SCOOTER CONDUCCION INTELIGENTE

    Necesario:

    -Las tres primeras paradas hacer lo máximo para frenar lo mínimo y suave posible.

    -Ya estas en tu moto, tu eres el profesor y tu eres el alumno.

    -En la sensibilidad de tu mano esta tu inteligencia.

    -Conseguirás tus máximos conocimientos

    Hace 40 años la mano del hombre invento el vehiculo de su futuro, la primera scooter.

    Hoy la tenéis en vuestra mano, y lo mejor vuestra inteligencia.

    La Perfección existe, no lo dudéis.

    Que la Paz, el Amor y la Caridad, Reine un vuestro destino.

    Atentamente
    Joaquín 53 años

  2. Estimada Ilka: Si en este momento las mujeres se unen y apoyan al movimiento que se está dando en Egipto, es capaz que los machos misóginos de ese país, tanto gobiernistas como antigobiernistas, interrumpen la actual confrontación y se unen, para no darle oportunidad a la mujer para luchar por la igualdad. El camino por recorrer es aún demasiado largo.
    Qué mulas los machos de esa cultura, que se privan de admirar la belleza femenina, al envolverlas como si fueran tamales en esos promontorios de tela.
    Saludos y que algún día Alá tenga misericordia de ellas y se de la igualdad que predica el Corán. Besos chapines.

  3. Sin duda el trato a que son sometidas las mujeres en los paises musulmanes son tan escalofriantes que, uno se pregunta: Como es posible que estos actos se cometan en el nombre de Dios?…que pasa con el?…donde esta el?. Sin duda estas pobres mujeres estan solas, indefensas. Por supuesto que este tipo de actos barbaricos no son exclusividad de los fanaticos – islamo – fascistas del mundo musulman. Juarez – Mexico – y Guatemala entre otros aportan su horrenda cuota de decenas de jovenes mujeres desaparecidas y asesinadas impunemente. Y que hay de las grandes iluminadas – judeo -cristianas – democracias occidentales? Las modalidades del abuso hacia las mujeres, aunque en su contra se cometen crimenes horrendos, es, digamos, un poco mas sofisticado; como por ejemplo programar una reunion the trabajo en un club topless donde los machos celosos, misogynistas convidan a la femina talentosa para que esta se sienta humillada y degrada.Pero este tipo de abuso no tiene mayor relevancia pues se cometen en el seno de sociedades donde la libre expresion es preeminente.

    Me parece que el termino “sexo debil” es una aberracion lexicografica que debe ser totalmente eliminada. Pues a lo largo de historia el asi mal llamdo sexo ha demostrado tener mucho mas cojones en situaciones donde ningun macho se ha atrevido, como por ejemplo el caso de la iconica Afro – Americana Rosa Parks y tantas otras valerosas mujeres que la misma historia apenas da cuenta.

    A fanatic is a man who consciously over compensates a secret doubt.

    Aldous huxley

  4. Rene Oliva Valenzuela (Fidel)

    Creo que este invierno te esta inspirando Mi Isabel A. chapina, te felicito porque a travez de tus escritos nos estas educando, este tema y el anterior han estado sssuuupppeeerrrr, haber si algunos se nos pega algo bueno de vos. Cuidate y abrazos

  5. Culturas patriarcales, represivas y violentas las musulmanas, especialmente las más radicales, como la taliban, sin lugar a dudas. Que el Corán es tergiversado a beneficio de pocos y en detrimento de muchas, no lo niego. Que se necesita un cambio desde dentro ya, indiscutible.
    Pero leo tu artículo y encuentro pocas diferencias entre la cultura/religión musulmana y las culturas/religiones cristianas, especialmente la católica, que es la que más conozco.
    Jamás aplaudiría la ablación genital. ¡Es aberrante! Pero también lo es la represión sexual femenina y el peso de la culpa y el pecado que tiene para la mujer guatemalteca, la diferencia es que es simbólica, no te meten cuchillo. Te meten algo peor: ¡el pecado! Cuántas guatemaltecas conocen sus genitales? Cuántas tienen orgasmos? Cuántas disfrutan del sexo? Muy pocas, te lo puedo asegurar. Porque hacerlo significa ser puta, y eso es pecado, así que yo no lo aprendí y por lo tanto tampoco se lo enseño a mis hijas, y las reprimo cada vez que se tocan con curiosidad desde que son bebés.
    las mujeres seguimos siendo criadas para complacer al hombre, amo y señor nuestro, en forma de padre, hermano, marido, hijo. Sucede en tu familia, en la mía y en la de todas.
    Lo que pasa es que como convivimos a diario con eso desde que nacimos, no lo vemos ni notamos su peso represor y castrador, y sí es más fácil verlo en una cultura diferente.
    Que se merecen el cambio las musulmanas, ¡SÍ! ¡Nosotras también! Pero ese cambio sólo ocurrirá cuando nosotras aprendamos a vernos con otros ojos y comencemos a cambiar. Cambio que es por demás largo y difícil, porque tenemos el patriarcado incrustado en nuestros huesos y requiere de mucho trabajo interno.
    La violencia física, emocional y psicológica que vivimos muchas mujeres guatemaltecas es atroz, y nuestras autoridades legales y religiosas no tienen el menor interés en hacer nada por cambiar. Sólo miremos el caso de Mindy Rodas, uno de los más recientes, pero lastimosamente ni el único ni el último.
    El islam es una religión patriarcal y castrante, sí, pero también lo son las cristianas, como dije, la católica en especial.
    Ah, y por último, me permito una corrección al segundo comentario anónimo: ¡Los musulmanes NO mataron a Jesús! ¡Fueron los judíos! El islam nació 600 años después del nacimiento de Jesús!!! Además, sólo porque un puñado de judíos de hace 2000 años condenaron a un hombre no podemos ni por asomo ponernos a juzgar a una religión con todos sus feligreses juntos. Estamos cayendo en intolerancias peligrosas, las mismas que han causado millones de muertes alrededor del mundo y a lo largo de la historia.
    Lástima que las palabras de Jesús, Mahoma y Buda no se siguen al pie de la letra: ¡amar al prójimo!

  6. Su historia es real, agregando que en algunas ramas o tribus de los musulmanes acostumbran cortarle el clitoris a las mujeres para que nunca puedan tener orgasmos ni deseos de cualquier tipo.

    Muchas mujeres mueren desangradas en ese proceso, y la religion de elos dice que esas mujeres murieron porque eran inserbibles o iban a dar hijos malos.

    Es una cultura completamente fuera de lo que podamos entender.

    y estos son los mismos serotes fariseos que mataron a Jesus…

    🙁

  7. Puchis Negra, que consejos tan inmorales para estas mujeres, que si se merecen vivir lo que ellas quieran sin ser juzgadas. Pero me cae en gracia todo lo que les dice que hagan, y usted porque no pone en práctica lo que predica…Bueno al menos con mis huesos…je, je, je. Y no pido que sea con “You know who?” porque ella si peca de exageradamente moralista…je, je, je. (Y se lo digo porque ni un simple “detallon” me aceptaría.) Y sabe que esto es entre broma y broma pero cierto… je, je, je.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.